INICIO  

  • 700 actos………y 500 noches

    APCE: 

    Yo quería quererlo creer… pero no pudo ser.

    En la pasada asamblea de la Asociación, celebrada en Madrid, por primera vez, se ponía encima de la mesa que el  2013 había sido un mal año para la actividad y el negocio de las instalaciones que gestionamos. Incluso en pasillos se reconocía que para algunos había sido “el peor año de su historia”, que se arrastraba desde 2012 y que no se veía claro el 2014.En este sentido, y  para objetivizar la situación, coincidíamos en enviar un mensaje de mesura absolutamente explicable por la situación económica general.

    Pero cuál es la sorpresa cuando empezamos a leer determinadas declaraciones con aumentos espectaculares de actividad, impactos económicos absolutamente desmesurados, edificios en quiebra técnica con datos desproporcionados, otros con déficits acumulados y aportaciones millonarias que sacan pecho (por cierto, los datos económicos de las sociedades deben estar en el registro mercantil…).