INICIO  

De los palacios y la competencia: la especialización

Tags: Gestión
0 comentarios

En la actualidad unos 80 Palacios de congresos funcionan en nuestro país y aunque la crisis ha paralizado muchos proyectos, algunos siguen latentes.

La mayoría de estos edificios han sido financiados con fondos públicos que, en muchas ocasiones solo plantearon la inversión inicial sin tener en cuenta los elevados costes de funcionamiento y de mantenimiento, fomentándose desde sus promotores incluso la competencia entre ciudades de una misma provincia que, objetivamente, debieran ser complementarias y no competitivas.

Existen otras muchas instalaciones (solo en hoteles, alrededor del 85% de los de 4 y 5 estrellas cuentan con salas de reuniones) que también trabajan la actividad congresual. Así ,un buen número de reuniones se desarrollan en estos edificios y en universidades, salas de colegios profesionales, carpas, conventos ,teatros, bodegas, cortijos, cines y teatros, museos, estadios….y edificios singulares que, en algunos casos y dicho sea de paso , pudieran establecer una competencia “ dudosamente leal” ( IVA, gratuidades, cortesías, impuesto de sociedades…). Hay rumores de la posible aparición de los llamados “garajes con encanto”.

Además de la inexistencia de un marco normativo homogéneo que apoye la promoción de la marca España como destino de reuniones, en algunas comunidades se promueve la confusión. Es el caso de las  clasificaciones hoteleras, competencia de las comunidades autónomas, algunas de las cuales  establecen  la figura de hoteles especializados en congresos y eventos  que, para su homologación como tales, han de cumplir requisitos muy dispares en cuanto a capacidades, instalaciones, etc. que en ocasiones , y por ser respetuoso, no tienen ningún sentido, confundiendo terminología, conceptos, e incluso con deficiencias gramaticales y sintácticas, poniendo como parapeto el modelo europeo “ hotel star union” sobre especialización hotelera.

Sirva como ejemplo la normativa para hoteles especializados en congresos y eventos de dos comunidades, que llamaré Comunidad 1 y Comunidad 2  para evitar suspicacias. No puedo resistirme a  reproducir su tenor literal.


Comunidad 1:
 … “los de lujo, 5 y 4 estrellas que tengan además las siguientes características y equipamientos:
-Capacidad de 150 unidades alojativas.
-Salas de reuniones-proyecciones con una superficie mínima de 500 m2 correspondiendo 1,50 m. a cada plaza, con equipo para traducción simultánea y proyección de audiovisuales.
-Telex, teletipo, fotocopiadoras a disposición de clientes.
-Instalación para conexiones con medios informáticos.
-Instalación para servicio de secretaría.

Comunidad 2:
…  “los de tres o más estrellas especializados en la organización de reuniones y aquellos acontecimientos que por su complejidad y magnitud requieren una estructura organizativa suficiente y que cuenten con:
-Sala específica de reuniones, independientes del espacio para comedor o restaurante con una capacidad mínima de 70 personas.
-Despacho de conferencias para la organización de congresos y eventos.
-Aseos en la zona de los salones de congresos y eventos.
-Sistema de calefacción y aire acondicionado independiente en las salas específicas de reuniones.
- Personal especializado en la organización de eventos con conocimientos de inglés como mínimo, además del castellano, que sean suficientes para una adecuada atención turística.
-Equipamiento con mobiliario ergonómico para el desarrollo de los congresos y eventos.
-Medios técnicos de trabajo: conexión a internet, proyectores, videoconferencia, etc.
-Aparcamiento propio o concertado para al menos 40 coches.
-Servicio concertado de intérpretes y traductores.”

…..Y el legislador descansó.
Desde mi modesta opinión, corremos el riesgo de crear situaciones de incertidumbre en el sector, pudiéndose llegar a una sobredimensión de la oferta que ocasionaría graves perjuicios a infraestructuras ya consolidadas. No se me antoja lo más acertado la sobreexplotación de los recursos ni la creación de incertidumbres. Es necesario plantear estrategias a medio plazo y una planificación responsable en aras de un turismo coordinado y sostenible,  que genere confianza como elemento fundamental para el desarrollo, y no realizar esfuerzos absolutamente  descoordinados, no vaya a ser que en un plazo no muy lejano el debate sea la reconversión traumática de los Palacios de congresos.
En fin, seguiremos reivindicando el papel de los Palacios de congresos como especialistas y especializados para la industria de reuniones. Sin descanso.



 Carlos Garcia Espinosa, Vicepresidente de APCE

Director-Gerente del Palacio de Congresos de Cádiz

Escribir un comentario

Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados. Su email nunca será publicado o compartido.

Los campos marcados con (*) son obligatorios.

Comentario en comunicado

catpcha