Gran participación en el segundo congreso conjunto de APCE y AFE

El segundo congreso conjunto de la Asociación de Ferias Españolas (AFE) y de la Asociación de Palacios de Congresos de España (APCE) finalizó el 6 de julio con un balance muy positivo y con un alto nivel de satisfacción de sus asistentes. El evento tuvo lugar en el Bilbao Exhibition Centre.

El congreso, que tenía como claim “legados que transforman”, ha contado con cerca de 240 participantes, siendo su principal objetivo destacar el impacto positivo de los congresos y ferias comerciales.

Ha reunido a representantes del sector ferial y de los palacios de congresos mayoritariamente de procedencia nacional, teniendo como meta crear sinergias, estimular el fortalecimiento del sector y desarrollar estrategias para lograr un mayor impacto económico. El programa de contenidos incluía temas fundamentales como son: el efecto económico y social del MICE, lo que valoran los clientes al elegir un recinto o un palacio de congresos, la Inteligencia Artificial, la gestión integral del marketing, la gestión y retención del talento, el liderazgo, la sostenibilidad o las compras y contrataciones como factor estratégico.

El evento, además, contó con espacios para el networking, la colaboración y la generación de negocio, así como un destacado programa social en cada una de las jornadas, muy bien valorado por los asistentes: una visita guiada al estadio San Mamés y cóctel de bienvenida, visita guiada y cena oficial del congreso en el museo Guggenheim, paseo en barco por la zona centro de Bilbao, desde el puente del Ayuntamiento a la Ribera de Zorrotzaurre y cena en el café Iruña y, como actividad postcongreso, visita guiada al Puente Bizkaia, exhibición «Herri Kirolak» en el Frontón Andra Mari de Algorta (Getxo) y almuerzo en el restaurante La Ola en la playa de Ereaga, asimismo en Getxo.

Relacionado con el claim del congreso, Legados que trasforman, destacar que se hizo una donación de 2.000 euros, aportados voluntariamente por los congresistas y por APCE y AFE, destinados a la asociación La Cuadri del Hospi, de padres de niños que han padecido un proceso oncológico en la Unidad de Oncología Infantil del Hospital Universitario de Cruces-Barakaldo.